3 modos de lavar tu motor fueraborda YAMAHA

En un artículo anterior hablábamos de la importancia de evitar la corrosión en tu motor fueraborda, para extender su tiempo de uso y que puedas disfrutar tu pasión por navegar durante más tiempo.

Hoy hablaremos de diferentes técnicas para lavarlo y que te resulten prácticas de hacer. Aquí te presentamos  tres métodos básicos para limpiar después de cada salida a navegar.

 

Utilización del sistema de lavado incorporado (Flush Kit)

Este es un procedimiento muy sencillo de realizar, para el correcto mantenimiento de nuestro motor fueraborda. Bastará con conectar una manguera con buena presión de agua al sistema de lavado incorporado y dejar circular agua dulce por nuestro fueraborda para que de esta manera se limpie internamente sobre todo de los restos de salitre que puedan estar dentro del circuito.Es muy importante realizar este lavado siempre con el motor apagado y en posición totalmente vertical, con el trim abajo.

Con este accesorio se tiene la ventaja de poder lavar internamente nuestro motor sin necesidad de tener que varar el barco y bastará con 5 minutos si tenemos una buena presión de agua.

 

Sistema de orejeras

Otro sistema de lavado es el de toda la vida, con las ya conocidas orejeras. La desventaja de este sistema es que deberemos sacar el barco del agua.

Para efectuar un correcto lavado con este sistema de orejeras es imprescindible que nuestro fueraborda no disponga de la segunda entrada de agua cerca del torpedo (parte delntera de la cola de un fueraborda), ya que si dispone de esta entrada de agua, cuando instalemos las orejeras, el agua que estaremos inyectando dentro de nuestro fueraborda para su lavado estará escapando por la entrada de agua del torpedo y el lavado no podrá llevarse a cabo. Si nuestro fueraborda cuenta solo con una entrada de agua (a cada banda de la cola) con las orejeras, una buena presión de agua y siempre con el motor en marcha, podremos lavar de manera correcta nuestro motor. Bastará con unos 3 minutos acelerando el motor en punto muerto (sin engranar la marcha), pero no excediendonos en las rpm′s, máximo a unas 1.000 a 1.500 vueltas. Acordémonos siempre de que las entradas de agua deben estar de sobras sumergidas para que el fueraborda pueda admitir el agua dulce bien y nuestro fueraborda no se quede sin agua, pudiéndose recalentar.

 

Sistema con bidón de agua

Y el otro sistema de lavado es con un bidón de agua que permita sumergir la cola de nuestro fueraborda y así poderlo encender y con 3 minutos a unas 1.000 a 1.500 vueltas podremos lavar el fueraborda. Este lavado también se puede realizar con una bolsa de agua en vez del bidón, después de todo la idea es que podamos sumergir la cola de nuestro fueraborda para que pueda absorver agua ulce y limpiar los conductos internos de agua salada.

En los 3 sistemas de lavado deberá salir por el testigo agua suficiente. Este testigo nos estará diciendo que en primer lugar estamos lavando bien nuestro fueraborda y en segundo lugar que este se está refrigerando bien (en el caso de los 2 últimos sistemas mencionados anteriormente).

Esperamos que esta información te colabore a mantener tu motor fueraborda y que puedas compartirla con el resto de tus amigos con los que vives la mejor de las pasiones: Navegar!

Publicado el 10-11-2015