Las ventajas del crédito náutico

CÓMO FUNCIONA EL CRÉDITO NÁUTICO

Muchas personas, cada día más, tienen ganas de disfrutar de un barco. El mar es algo que gusta a mucha gente y, por ello, la ilusión de muchas personas es tener un barco. No obstante, los precios de los barcos son elevados y en ocasiones nos cuesta plantearnos la posibilidad de tenerlos.

Gracias a la posibilidad de la financiación de barcos, cumplir el sueño de tener una embarcación de recreo se hace más real. Hoy en día, pasar las vacaciones con la familia en un velero o en un barco a motor es posible pidiendo un crédito náutico y convirtiéndose en el dueño de su embarcación.

¿Qué es un crédito náutico?

Un crédito náutico o crédito de barcos y yates es una operación financiera por la cual quien quiere adquirir un barco recibe el dinero de una entidad financiera o bancaria para comprar dicha embarcación. Por lo general, estos créditos son concedidos para embarcaciones de recreo a vela y a motor, nuevas y de ocasión (usadas).

Ventajas del crédito náutico

El crédito náutico con garantía personal para la compra de un barco nuevo no conlleva gastos adicionales de peritos o notarios, ya que el crédito se acuerda entre la entidad bancaria y el comprador, lo que evita el gasto en los servicios de estos profesionales inherentesen la hipoteca naval o al crédito hipotecario.

Además, el aumento de la demanda de los barcos ha hecho que las entidades ofrezcan más posibilidades a la hora de pedir estos créditos. De esta manera, existen muchas entidades financieras que ofrecen “créditos a medida” para sus clientes, los cuales proporcionan más flexibilidad que una hipoteca naval u otro crédito hipotecario.

En suma, el tipo de interés anual equivalente aplicado en las hipotecas náuticas suele ser más elevado que el de los créditos para barcos. En los créditos, existe un interés fijo, lo que permitirá que el comprador siempre sepa lo que va a pagar y no tenga sorpresas a lo largo de la financiación.

Al pedir un crédito náutico, podrá evitar y ahorrarse pagar comisiones de apertura o gastos de estudio, lo que permite un ahorro al comprador y también la posibilidad de cancelar el préstamo total o parcialmente con unas condiciones más reducidas.

Otro punto a favor para los créditos es que su plazo de devolución suele variar entre 12 meses y 15 años. Además, otra facilidad que ofrece el crédito náutico es que puede ser pagado mensualmente o cada 3 meses, a conveniencia del comprador. Y, en muchos casos, dentro de la financiación, puede incluirse los gastos de registro, equipamiento, transporte, extra, que, en el caso de las embarcaciones, supone una cantidad de dinero importante.

Conclusión

Por tanto, si lo que se desea es tener una embarcación de recreo con la que disfrutar de vacaciones en familia, escapadas románticas o viajes organizados, una buena opción será la de pedir un crédito náutico.

Convierta en realidad su sueño, así que infórmese sobre todas las opciones para conseguir la mejor financiación para la embarcación de recreo que usted siempre ha deseado tener.

Si está pensando adquirir una embarcación y necesita asesoramiento en su financiación póngase en contacto con SYS FINANCE, que le ayudará a seleccionar la opción financiera más adecuada a sus circunstancias y posibilidades.

 

Publicado el 07-03-2017